La quiebra de Radio Rivadavia

Luego de años y años de vaciamiento empresario, el juez en lo Comercial Horacio Robledo declaró la quiebra de la legendaria Radio Rivadavia. Este nuevo derrumbe de un medio de prensa deja virtualmente en la calle a 140 trabajadores.
 
Luego de años y años de vaciamiento empresario, el juez en lo Comercial Horacio Robledo declaró la quiebra de la legendaria Radio Rivadavia. Este nuevo derrumbe de un medio de prensa deja virtualmente en la calle a 140 trabajadores.
 
La emisora había cambiado de manos hace 15 meses, al ceder el grupo Cetrá, ligado al radicalismo y al “Coty” Nosiglia, el 70% de sus acciones a manos de la familia rosarina Whpei, de fuerte expansión en medios de prensa en los últimos tiempos.
 
El juez fue lapidario con los dueños de la radio, denunciando el pago de una ínfima parte del quebranto acumulado en años con obras sociales, Sadaic, y de otra deuda, no cuantificada a la fecha de acreencias salariales millonarias que la radio contrajo con sus trabajadores durante un largo período de pago en cuotas de parte de los haberes e incumplimientos paritarios varios. Los Whpei esgrimen haber afrontado el pago de una deuda de más de 15 millones dejada por la gestión anterior.
 
La quiebra decretada ha provocado la desvinculación de numerosas figuras que sostenían la nueva programación de la emisora, lo que ocasionará, a su turno, nuevos quebrantos.
 
La resolución judicial pone a la radio bajo la tutela del síndico, que nada ha dicho a la fecha sobre el pago de los salarios ni sobre cómo se garantizará, de aquí en más, el funcionamiento de la emisora. La experiencia de Radio América tras la fuga del kirchnerista Sergio Szpolski es indicativa del accionar de la justicia y del Ente Nacional de Comunicaciones, manejado por el gobierno nacional, que dejaron morir paulatinamente a la emisora para entregarla en licitación –sin personal. Finalmente, fue obtenida por Editorial Perfil por el valor del pliego licitatorio ($75.000.-).
 
La destrucción masiva de puestos de trabajo en las empresas periodísticas es un indicativo de que las patronales ya han lanzado su propia “reforma laboral” contra el gremio de prensa.
 
Si uno de los aspectos claves de la reforma es el abaratamiento del “costo laboral” vía la baja del valor de las indemnizaciones (protegidas, en el caso del gremio de prensa, por una ley nacional –el Estatuto del Periodista Profesional), la quiebra de Radio Rivadavia consagraría una reforma laboral “al cuadrado” ante la posibilidad de una nula indemnización para sus trabajadores.
 
Se plantea en la emisora la necesidad de que sus trabajadores afiliados a distintos gremios adopten una estrategia común para reclamar el pago en fecha de los salarios y de la cuantiosa deuda salarial hasta la nueva licitación de la emisora, y también –y no menos decisivo– que en la pauta del concurso que el Enacom ha fijado para dentro de seis meses quede claramente establecido en la norma reglamentaria que los futuros compradores deberán absorber a los 140 trabajadores que hoy se desempeñan en la radio, en las mismas condiciones en que desarrollaban sus tareas actualmente.
 
La Naranja de Prensa llama a todo el gremio a una decidida acción común para enfrentar la ofensiva patronal en curso.

Vamos por un plan de lucha de todo el gremio de prensa

El gobierno de Mauricio Macri ha debutado en los primeros meses de su gestión con un brutal ajuste contra los trabajadores del país. La devaluación, los despidos, y la represión auguran que 2016 encontrará a los trabajadores peleando por sus puestos y condiciones de trabajo.

El gobierno de Mauricio Macri ha debutado en los primeros meses de su gestión con un brutal ajuste contra los trabajadores del país. La devaluación, los despidos, y la represión auguran que 2016 encontrará a los trabajadores peleando por sus puestos y condiciones de trabajo.

Los sindicatos, muchos de los cuales se identifican con el kirchnerismo, están cumpliendo una verdadera tregua con el gobierno macrista. Moyano, por su parte, se limitó a anunciar que pedirá aumentos de un 30%: un número lejano a la pérdida real de salario y que no responde tampoco a la problemática de los despidos.

Un ataque en regla en el gremio de prensa

El gremio de prensa, lejos de ser una excepción, vive en carne propia el ajuste que las patronales pretenden aplicar con la venia del gobierno. Además del proceso de vaciamiento del Grupo 23 -impulsado por el ex candidato kirchnerista Sergio Szpolski-; Agea-Clarín vive un proceso de paulatino vaciamiento vía retiros voluntarios, a pesar de los beneficios que ya empezó a ofrecerle el nuevo oficialismo macrista; en BAE  la empresa  ha dado un nuevo paso en el desmembramiento de la redacción vía “convergencia” y ha profundizado un proceso de persecución sindical contra delegados y activistas; y ya hubo despidos en Infojus, Radio Rivadavia, Radio Continental y Radio Nacional, entre otros.

En los medios públicos, ahora gestionados por el macrismo, se vive un verdadero ataque -con una ola de despidos mediante- como consecuencia de la precariedad laboral (contratos anuales, facturas externas y flexibilización) que reinó durante los años del kirchnerismo.

El cuadro, de conjunto, es el de una completa reorganización capitalista de los medios de comunicación (a eso apuntan los decretazos de Macri sobre la Afsca y la Aftic) que las patronales pretenden acompañar con una reducción de los puestos de trabajo y la imposición de una mayor flexibilización.

Esta situación encontrará su punto más alto en marzo, con el comienzo de la discusión paritaria. Se tratará de una verdadera pulseada entre los trabajadores y las empresas, que no se librará únicamente en el Ministerio de Trabajo, sino que deberá desarrollarse en las calles y en cada lugar de trabajo. 

SiPreBA y sus desafíos

Los trabajadores de prensa ahora contamos con un sindicato -el SiPreBA- que construido desde las asambleas de base, ha estado presente en cada una de las peleas y se encuentra ante el enorme desafío de convertirse en la herramienta de lucha de todos los trabajadores, que no sólo acompañe, sino que también oriente y colabore con el desarrollo de las luchas, la unidad del gremio y la libertad de expresión.

La inscripción simple obtenida en los últimos días del 2015 nos da una base y significa una verdadera victoria, y refuerza la pelea por la expulsión definitiva de la UTPPBA. El derecho del sindicato que legítimamente nos representa en cada asamblea y en cada redacción de discutir cara a cara con las empresas y el Estado impone el reclamo de la personería gremial como prioritario para la etapa que se abre.

El cuadro general del gremio impone una tarea central: la realización de una nueva asamblea general del Sipreba para discutir y resolver una salida y un plan de acción colectivo y conjunto que enfrente la situación que atravesamos. Ningún despido, basta de flexibilización y precarización laboral vía “convergencia”, por la  defensa irrestricta de la libertad de expresión.

Naranja de Prensa

Séptimo día de paro en Radio Rivadavia.

A continuación reproducimos el siguiente comunicado de la Interradial-SiPreBA y los Trabajadores de Prensa de Radio Rivadavia:

Rige el 7mo. día de paro en Radio Rivadavia, emisora que recibe millones en Pauta Oficial pero NO paga el sueldo de sus trabajadores.

A continuación reproducimos el siguiente comunicado de la Interradial-SiPreBA y los Trabajadores de Prensa de Radio Rivadavia:

Rige el 7mo. día de paro en Radio Rivadavia, emisora que recibe millones en Pauta Oficial pero NO paga el sueldo de sus trabajadores.

La emisora de Luis Cetrá y sus familiares Eugenia y Nicanor Cetrá, debe aún a los trabajadores, el sueldo anual complementario del mes de diciembre de 2014, los sueldos de Junio y Julio 2015 y el aguinaldo 2015 .

Los programas que están en el aire de la AM 630 hace 7 días no tienen producción, tampoco sale al aire el servicio informativo y en la calle los cronistas titulares acatan la huelga. La emisora puso a trabajar a personal precarizado para realizar las coberturas de exteriores, situación que repudiamos.

En lo que va del año se realizaron mas de 7 medidas de fuerza (una de ellas duró 10 días) contra la empresa dirigida por Cetrá, que recibe mas de 10 millones de pesos de pauta publicitaria del estado y no cumple con los pagos en término, de los haberes de los trabajadores. La familia Cetrá, utiliza los dineros que reciben de pauta publicitaria del Estado nacional para realizar suntuosos viajes de vacaciones en lugar de abonar en término los salarios.

Radio Rivadavia desde hace mas de 20 años paga a sus trabajadores en cómodas cuotas, que en algunos casos llegan hasta 4 cuotas mensuales incurriendo en una situación realmente alarmante y donde se observa una extraña pasividad y nula intervención por parte del Ministerio de Trabajo.

Como si esto fuese poco, se conocieron en las últimas horas, declaraciones provocativas del gerente de la emisora Agustín Delger, que fueron repudiadas por los trabajadores y esta organización gremial.

Desde INTERRADIAL, nuevamente respaldamos el paro de los compañeros y exigimos al Estado Nacional que intervenga para que esta empresa resuelva de manera inmediata y definitiva los pagos correspondientes.

A su vez alentamos desde las redes sociales la campaña #ParoEnRadioRivadavia junto a los compañeros en las cuentas de @lechuzeros e @interradial