Defendamos nuestras condiciones y fuentes de trabajo

Frente al rechazo a la convergencia por parte de los trabajadores, las patronales buscan seducir a los laburantes con “unos mangos más”. Buscan ponerle un valor a la precarización de las condiciones de trabajo. 

La convergencia plantea trabajar para distintos productos y plataformas, incluso para productos de distintas razones sociales. Con lo cual uno estaría trabajando para distintas empresas, pero sólo por “unos manguitos más”.

Frente al rechazo a la convergencia por parte de los trabajadores, las patronales buscan seducir a los laburantes con “unos mangos más”. Buscan ponerle un valor a la precarización de las condiciones de trabajo. 

La convergencia plantea trabajar para distintos productos y plataformas, incluso para productos de distintas razones sociales. Con lo cual uno estaría trabajando para distintas empresas, pero sólo por “unos manguitos más”.

Detrás del discurso empresarial de la convergencia y la integración de contenidos se esconde una gran estructura de precarización.

Las patronales buscan por este medio ahorrarse el pago de fuentes de trabajo, lo que prepararía el terreno a futuros despidos. 

En defensa de nuestras condiciones de trabajo y de las fuentes de trabajo del conjunto de los trabajadores de prensa, la posición adecuada es un rechazo liso y llano a la convergencia, la integración y la flexibilidad laboral.