La “Corpo” y los oficialistas contra los trabajadores

Por $1.300 de suma fija a cuenta y 35% de aumento

En la última reunión realizada en el Ministerio de Trabajo añadimos a nuestro pliego de reclamos la solicitud de $1.300 de cifra fija para todos los trabajadores de diarios a cobrar a medida que los respectivos convenios de empresa se vayan venciendo (los primeros ya cayeron el 31 de diciembre) y hasta que se alcance un acuerdo salarial para el 2012.La respuesta de la cámara patronal (AEDBA) fue casi una provocación: se levantó de la mesa de negociaciones y dijo que no iba a firmar un acta donde se planteara que aceptaba discutir el tema salarial y los restantes puntos del temario por los que venimos batallando desde hace seis meses. Además, con la excusa de que cambiaron las autoridades de la cámara y que “yo mis vacaciones no las voy a cortar”, según se despachó el presidente de AEDBA, pidieron realizar la próxima reunión dentro de un mes. Recién firmaron el acta planteada por el Ministerio cuando quedó reducida al “compromiso” patronal de que en la próxima reunión iban a definir los temas a negociar. ¡¡¡Esto después de seis meses de dar vueltas y vueltas con chicanas y provocaciones para no responder a prácticamente ninguno de los puntos que presentamos!!! Pero, además, el Ministerio añadió la concesión de que la patronal pueda incorporar nuevos temas al temario que estamos negociando. Es una puerta para que a la próxima reunión (que finalmente se va a realizar el 9 de enero) sumen temas provocativos para “embarrar la cancha”, como el pedido de que aumente el horario de trabajo de seis a ocho horas o que se derogue la indemnización especial, como plantearon al iniciarse las negociaciones. La realidad es que paritaria se encuentra totalmente paralizada por seis meses consecutivos de negativas a negociar básicos de convenio, aumentos de salarios y condiciones de trabajo. Es decir a negociar cualquiera de los temas que se tratan en una paritaria.

Por $1.300 de suma fija a cuenta y 35% de aumento

En la última reunión realizada en el Ministerio de Trabajo añadimos a nuestro pliego de reclamos la solicitud de $1.300 de cifra fija para todos los trabajadores de diarios a cobrar a medida que los respectivos convenios de empresa se vayan venciendo (los primeros ya cayeron el 31 de diciembre) y hasta que se alcance un acuerdo salarial para el 2012.La respuesta de la cámara patronal (AEDBA) fue casi una provocación: se levantó de la mesa de negociaciones y dijo que no iba a firmar un acta donde se planteara que aceptaba discutir el tema salarial y los restantes puntos del temario por los que venimos batallando desde hace seis meses. Además, con la excusa de que cambiaron las autoridades de la cámara y que “yo mis vacaciones no las voy a cortar”, según se despachó el presidente de AEDBA, pidieron realizar la próxima reunión dentro de un mes. Recién firmaron el acta planteada por el Ministerio cuando quedó reducida al “compromiso” patronal de que en la próxima reunión iban a definir los temas a negociar. ¡¡¡Esto después de seis meses de dar vueltas y vueltas con chicanas y provocaciones para no responder a prácticamente ninguno de los puntos que presentamos!!! Pero, además, el Ministerio añadió la concesión de que la patronal pueda incorporar nuevos temas al temario que estamos negociando. Es una puerta para que a la próxima reunión (que finalmente se va a realizar el 9 de enero) sumen temas provocativos para “embarrar la cancha”, como el pedido de que aumente el horario de trabajo de seis a ocho horas o que se derogue la indemnización especial, como plantearon al iniciarse las negociaciones. La realidad es que paritaria se encuentra totalmente paralizada por seis meses consecutivos de negativas a negociar básicos de convenio, aumentos de salarios y condiciones de trabajo. Es decir a negociar cualquiera de los temas que se tratan en una paritaria.

Las pocas propuestas que realizara AEDBA suponían, en todos los casos, un retroceso respecto de las condiciones de trabajo y los salarios actuales de la mayoría de los trabajadores de los diarios. Es evidente que los dueños de los medios –oficialistas y opositores- quieren salarios a la baja y avanzar sobre nuestras conquistas. Esto en el marco del tarifazo que se viene y de una inflación que sigue destruyendo nuestros sueldos a un ritmo cada vez más acelerado que tiene el mismo objetivo: que los trabajadores sean los que paguen la crisis.

En esto no hay diferencias entre “la corpo” y el gobierno.

Reflejo de este camino común es la actitud del Ministerio de Trabajo. Por dos veces consecutivas rechazó nuestro reclamo de que citara a los representantes de todas las empresas editoras de diarios–estuvieran o no en la cámara- para comprometerlas a negociar el convenio. Por fuera de la cámara están La Prensa y los grupos Olmos y Szpolski y, adentro, además de Clarín y La Nación, el opositor Perfil y los oficialistas Página 12, Ámbito y el Herald.

La respuesta de los trabajadores de la rama ha comenzado con las dos importantes movilizaciones realizadas al Ministerio para reclamar por la apertura efectiva de la paritaria, los paros parciales y los aplausazos en las redacciones.
La pelea va a ser dura y hay que prepararse. En sus declaraciones, distintas cámaras se disputan la primacía a la hora de “ofrecer” aumentos más miserables. Esto con el guiño del gobierno que deja trascender insistentemente que pretende topes de aumento menores a la inflación.

A fines de diciembre comenzaron a vencerse los primeros convenios de la rama. Tenemos que ir por los $1.300 de cifra fija hasta que se alcance un acuerdo salarial para el 2012.

Se debe realizar un nuevo plenario de delegados para analizar los pasos siguientes de movilización y lucha para obligar a que la cámara patronal se siente a negociar. Y para que podamos imponer nuestros reclamos.

  • Por 35% de aumento para el 2012.
  • Por un mínimo de $5.800.
  • Por el 2% del salario por año de antigüedad.
  • Por un mínimo de $600 para las colaboraciones.
  • Por el reconocimiento como trabajadores de prensa de los compañeros de las punto com y los de otras categorías no incluidas.
  • Por $800 mínimo por guardería.