Necesitamos un verdadero sindicato

La suspensión de las elecciones en la UTPBA y la exigencia judicial a la burocracia para que entregue inmediatamente los padrones son un gran triunfo de La Multicolor de Prensa contra el fraude escandaloso organizado por quienes ocupan los sillones en nuestro sindicato.

La suspensión de las elecciones en la UTPBA y la exigencia judicial a la burocracia para que entregue inmediatamente los padrones son un gran triunfo de La Multicolor de Prensa contra el fraude escandaloso organizado por quienes ocupan los sillones en nuestro sindicato.

El llamado a nuevas elecciones para el mes de marzo del año próximo por parte de esta misma burocracia, es una maniobra orientada a reiterar el fraude y a usurpar el triunfo logrado en el terreno judicial por la rebelión de los trabajadores del prensa contra una conducción corrupta, vaciadora del sindicato, usurpadora y que quiere seguir controlando el gremio exclusivamente en beneficio de sus intereses.

El intento de la burocracia es manejar las próximas elecciones con la misma impunidad con la que llevó adelante el proceso comicial hasta su suspensión por parte de la justicia. Con una junta electoral adicta, que le permite manejar a su gusto los padrones y el control de los comicios; con padrones truchos -que no permiten controlar- y que contienen miles de afiliados que no pertenecen al gremio.

Esto no se puede permitir. Los que armaron el fraude no pueden ser los que vuelvan a tener en sus manos el manejo de las elecciones. No se pueden realizar los comicios con un padrón trucho que es, claramente, un factor central de la trampa. Y esta dirección ilegal, usurpadora, odiada por los trabajadores de todo el gremio, no puede seguir manejando la UTPBA durante seis meses más.

El gremio verdadero, el de los trabajadores, repudió el fraude y a la burocracia en masivas asambleas realizadas en Atlántida, Perfil, Radio Nacional, Tiempo Argentino, Clarín, BAE, Página/12, Canal 13, Infonews, Revista 23 y Telefé, entre otras empresas y a través del cuerpo de delegados que hoy integran más de 100 compañeros de toda la rama gráfica, la interradial y sectores de la intercanal, es decir de prácticamente la totalidad de los trabajadores de prensa.

Se tienen que ir

La burocracia debe dejar los sillones del sindicato.

La conducción debe pasar a manos de una comisión provisoria designada por el cuerpo de delegados.

La junta electoral debe estar integrada en forma paritaria por representantes de las listas que se presentan.

Debe formarse una comisión especial, elegida por el plenario de delegados con el aval de las asambleas de las empresas, para investigar a los responsables del fraude y aplicarles las sanciones que correspondan.
Debe confeccionarse un padrón que sólo incluya a los trabajadores de prensa.

Estas son las condiciones mínimas para que haya elecciones limpias y democráticas. No se puede permitir que los usurpadores sigan en la conducción del sindicato, vaciándolo, destruyendo hasta sus raíces a la obra social, bloqueando la organización colectiva, impidiendo el funcionamiento del cuerpo de delegados y una intervención como gremio en los conflictos que viven los compañeros en las empresas.

Desde La Naranja opinamos que si estas condiciones no se cumplen no podemos avalar un nuevo fraude para que la burocracia se perpetúe en los sillones y nos siga dejando sin organización sindical.

Somos partidarios de formar un nuevo sindicato, de los trabajadores, independiente del Estado, de las empresas y de los partidos patronales. Que tenga un funcionamiento democrático, basado en asambleas y en el cuerpo de delegados, con representación real de las minorías y que esté al servicio de la defensa de los intereses de los trabajadores de prensa.

Llamamos a realizar asambleas en todos las empresas para discutir entre todos  la puesta en marcha de esta iniciativa.

La Naranja de Prensa – 9/10/2013