Pronunciamientos contra el Protocolo Antipiquetes

A partir de la campaña pública iniciada por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires son numerosos los pronunciamientos y acciones de distintos sectores denunciando el carácter antidemocrático y represivo del Protocolo Antipiquetes del gobierno Macri, que también está siendo aplicado por distintos gobiernos provinciales, sean de Cambiemos o del kirchnerismo, ya que el protocolo tiene su matriz en el Proyecto X de espionaje a las organizaciones populares, la Ley Antiterrorista y la presencia del genocida Milani al frente del Ejército, defend

A partir de la campaña pública iniciada por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires son numerosos los pronunciamientos y acciones de distintos sectores denunciando el carácter antidemocrático y represivo del Protocolo Antipiquetes del gobierno Macri, que también está siendo aplicado por distintos gobiernos provinciales, sean de Cambiemos o del kirchnerismo, ya que el protocolo tiene su matriz en el Proyecto X de espionaje a las organizaciones populares, la Ley Antiterrorista y la presencia del genocida Milani al frente del Ejército, defendida a capa y espada durante el gobierno de Cristina Kirchner.

La Naranja de Prensa comenzará a publicar distintas opiniones de denuncia al protocolo y al cerco informativo que se intenta desarrollar contra los trabajadores de prensa en las manifestaciones populares.

A continuación, una carta de Daniel Raichijk, delegado de Canal 13/TN e integrante de la Junta Electoral para las elecciones del Sipreba del 28/04/16.

“Protocolo anti protesta”, un espiral para el trabajador de prensa.

Bien se sabe de esta nueva reglamentación que se quiere imponer a nuestro trabajo cotidiano en la calle.

“Protocolo anti protesta” con su “Corralito  para la prensa”.

“Corralito” a la imágenes.

“Corralito” para alejar,  no ver y no contar.

Ahora bien, hay otros “protocolos” que tenemos que sortear cuando salimos a la calle a cubrir una noticia.

Como en un espiral que se va abriendo, en el centro del mismo está el “protocolo” al salario.

Cronista de TV, camarógrafo, ayudante de cámara, motociclista, reportero gráfico y cronista de radio, salen cotidianamente en busca de la noticia, desde la gran mayoría de las empresas periodísticas, precarizados.

No se les respetan sus derechos laborales elementales al no respetárseles su Convenio Colectivo de Trabajo.

Salarios sin paritarias, derechos vulnerados, son la “carga protocolar” que hay que llevar antes de enfrentarse a la noticia.

El segundo “anillo de protocolo” son las condiciones laborales.

La mayoría de las veces un camarógrafo o reportero gráfico esta solo ante su nota.

Una protesta social puede llegar a convertirse en una dura tarea.

Sin ayudante de cámara (oficio que las empresas se empecinan en desvalorizar y hacer “desaparecer” pretendiendo ahorrar costos laborales) y muchas veces sin cronista, el profesional de la imagen de noticias se encuentra solo ante la acontecimientos.

Esto hace que muchas veces al estar solo, ponga en riesgo su integridad física y su tarea profesional.

Si seguimos la curvas del espiral de los protocolos nos encontramos con el “protocolo de las nuevas tecnologías”.

Un nuevo protocolo impulsado por las empresas periodísticas en una clara actitud violatoria de todo Convenio Colectivo.

Dichas empresas presionan a muchos compañeros, que no comprenden que este comportamiento laboral va en desmedro de su propia profesión, a realizar la multifunción de tareas.

Celulares, tabletas, camaras fotográficas , etc. pueden ser soportes de capturas de videos.

Soportes muchas veces manejados por compañeros no profesionales de la imagen.

Esto recae en la falta total de criterio a la hora de contar visualmente lo que está pasando ya que este no es su oficio y están ademas realizando al mismo tiempo otras tareas, como relatar o producir la noticia.

Se suma también a esto, las transmisiones en vivo realizadas por equipos de tecnología 4G (las famosas “mochilas”).

Tarea que no esta regulada y debería estarlo, pese a la resistencia de la mayoría de las empresas a hacerlo, ya que al no reconocerse como una nueva tarea y darle un marco de plus salarial y condiciones de trabajo adecuadas, esta en linea con el “protocolo a la precarización” ya que hace de una transmisión en “vivo” un gran ahorro de dinero para la empresa y una baja en la calidad técnica.

Solo dos compañeros: camarógrafo y ayudante de cámara (en algunas casos y en otros, solo el camarógrafo) reemplazan a un movil satelital completo.

Es por eso que llegamos a la noticia a cubrir con varios “protocolos” encima.

“Protocolos” impuestos desde la patronal para enfrentar al “protocolo” impuesto por el estado, al servicio de esas mismas patronales.

Porque no nos engañemos el “protocolo anti protesta” es una herramienta para que no se sepa lo que pasa y eso encaja perfectamente en los “protocolos editoriales” de los medios.