Todos al acto del viernes: ¡vayamos a decir #NoALosDespidosEnPerfil!

La patronal de Perfil despidió a 13 trabajadores, el martes 7 de enero, por haber participado de las protestas reclamando la reincorporación de otros trabajadores despedidos con anterioridad. Este nuevo atropello es un ataque profundo no sólo a las condiciones de trabajo, sino a la solidaridad activa de los compañeros. A través de este mensaje antilaboral, Fontevecchia busca aleccionar al conjunto de los trabajadores y quebrar sus conciencias y su voluntad de lucha

La patronal de Perfil despidió a 13 trabajadores, el martes 7 de enero, por haber participado de las protestas reclamando la reincorporación de otros trabajadores despedidos con anterioridad. Este nuevo atropello es un ataque profundo no sólo a las condiciones de trabajo, sino a la solidaridad activa de los compañeros. A través de este mensaje antilaboral, Fontevecchia busca aleccionar al conjunto de los trabajadores y quebrar sus conciencias y su voluntad de lucha

Es, al mismo tiempo, un ataque contra la organización gremial y los derechos sindicales más elementales: entre los recientes despedidos, se encuentran cinco compañeros que habían oficiado de Junta Electoral en las últimas elecciones de Comisión Interna. Aquel día, cuando se estaban realizando los comicios,  la empresa despidió a siete compañeros, uno de ellos también Junta Electoral.

Tal como señalara en su comunicado la Comisión Interna y la Asamblea de Perfil, Fontevecchia quiere reducir el personal drásticamente y que los compañeros que queden realicen el trabajo de ellos más el de los que ya no están, precarizando así las condiciones laborales.

No es sólo una estrategia de Fontevecchia: Clarín viene de dejar en la calle a siete trabajadores al no renovarles el contrato. Como ya denunciáramos, estos despidos encubiertos de Magnetto se enmarcan en el proyecto de “convergencia” que anunció Clarín donde, con la excusa de un “cambio cultural”, busca imponer un proceso de superexplotación, aumentando la productividad reduciendo el número de trabajadores. Lo mismo intentó hacer el Grupo Olmos.

Estamos ante la unidad de las patronales –oficialistas y opositoras- con el objetivo de golpear los históricos triunfos que conseguimos este año los trabajadores de prensa. Más aún, los Magnetto y los Fontevecchia se alinean meses antes de la llegada de unas paritarias que se caracterizan por la lucha de sus bases mediante los métodos de asamblea. Las patronales no están solas en su fin regimentador de las negociaciones: el gobierno ya pide, a nivel general, “responsabilidad” a la hora de pedir los porcentajes, con una inflación que se acelera y se proyecta a más del 30%. Las empresas y el gobierno, en definitiva, buscan que seamos los trabajadores los que paguemos las crisis.

No lo permitamos. Defendamos y desarrollemos estas conquistas históricas en forma independiente de las patronales y del Estado. Que no haya ningún trabajador en la calle. Por todo esto desde la Naranja de Prensa llamamos a movilizar este viernes 10, a las 13 horas, al acto en la puerta de la empresa (Chacabuco 271) –convocado por la Asamblea de Trabajadores de Editorial Perfil. Vayamos por la defensa de la libertad gremial y la libertad de expresión de todos los trabajadores del gremio de prensa. Vayamos para luchar por la reincorporación de los trabajadores de Clarín. Vayamos para decir #NoALosDespidosEnPerfil.

La Naranja De Prensa, jueves 9 de enero de 2014.